Pintura terapéutica

Los colores son el sufrimiento y la alegría de la luz (Goethe)

Cada color tiene vida propia. No es lo mismo pintar con un rojo, un amarillo o un azul. Aparte dela relación y reacción que tenemos con y ante un color, éste tiene sus propias tendencias, ritmos y formas. Tampoco es igual pintar, por ejemplo, un rojo al lado de un verde o un violeta, o un azul sobre un amarillo o un amarillo sobre un azul. La interrelación entre dos colores es única y con frecuencia requiere de la intervención de otros colores para equilibrar la composición.

La técnica de pintura en acuarela con papel humedecido nos permite sumergirnos totalmente en este mundo colorido. Los cuadros se pintan en un libre juego entre los colores primarios. Ellos entran en conversación y con su mezcla forman en el mismo papel los colores secundarios, marrones, grises, hasta llegar al negro.

farbkreis-sin-fondo

El fundamento de la Pintura Antroposófica la encontramos en el libro de Goethe “Teoría de los Colores” (1810). Él designa esta obra como un “Esbozo de la teoría de los colores”; esto quiere decir, como algo que está en proceso, como algo vivo. Para Goethe era de la mayor importancia comprender las reacciones humanas ante el color, y su investigación marca el inicio de la psicología moderna del color. En esta investigación conjugó su visión de científico, filósofo y artista, y es por ello que este trabajo une la ciencia, el arte y  la religiosidad, aspectos que en nuestro tiempo están aislados unos de otros. Así, Goethe nos ayuda a descubrir el secreto del color.

Círculo Cromático de Goethe

Galería

Tres participantes y tres colores
No hay un cuadro igual a otro
Diversidad de resultados