Viaje Creativo con Biografía

De las piedras que en el camino le ponen a uno
puede construirse algo hermoso
Johann Wolfgang v. Goethe

UNA SEMANA CON TRABAJO BIOGRÁFICO: BUSCANDO EL HILO DE MI VIDA 

El programa se dirige a adultos a partir de los 35 años, realizándose máximo con cuatro participantes. El énfasis se pone en las conversaciones, acompañadas de ejercicios artísticos. Se realizan dos paseos.

Los seres humanos tenemos un bagaje, determinado por nuestra herencia genética, nuestra historia y nuestro proceso de socialización. Sin embargo, debajo de todo ello siempre se manifestará también la individualidad, aquello que nos hace únicos. Esto último es el bagaje espiritual, nuestro destino, la tarea subyacente por la que cada uno de nosotros está en esta tierra. Esta tarea es independiente de las condiciones cotidianas de nuestra vida. 

Por medio de la biografía se busca encontrar ambos bagajes y se intenta encontrar el equilibrio entre los dos caminos, puesto que muchas de nuestras crisis son suscitadas cuando se contradicen. 

En tanto que este curso nos ayuda a encontrar nuestro propio camino, también nos apoya en el entendimiento del prójimo. Estudiaremos la biografía a través de las diversas etapas de la vida humana, poniendo atención al significado de nuestros impulsos, los cambios, las crisis y los encuentros y relaciones sociales. 

El trabajo biográfico nació en los años 70′, cuando el psiquiatra holandés Bernard Lievegoed observó que muchos de los pacientes que llegaban a su consultorio no necesitaban un tratamiento psíquico o psiquiátrico, sino, buscaban ayuda para comprender y superar periodos de crisis, dificultades especiales, o para hallarle un sentido más profundo a su vida. Para ellos desarrolló el trabajo con la biografía, como proceso de acompañamiento y ayuda para quienes atraviesan fases críticas de su vida, e igualmente como herramienta de autodesarrollo.

Preguntas existenciales de profundo significado sobre quiénes somos, hacia dónde vamos, y sobre el por qué y el para qué de nuestra vida, necesitan hoy en día una respuesta que solamente será válida si surge de un proceso vivencial propio.

El trabajo biográfico está fundamentado en la imagen del hombre que propone la Antroposofía: un ser humano integral y trascendente, visto como entidad individual y única, cuyas capacidades y cuyo destino se manifiestan a través de los acontecimientos de la vida. La Antroposofía responde a la necesidad de comprender plenamente estos acontecimientos y su sentido, observándolos y trabajando con ellos a la luz de las leyes del desarrollo humano. 

La Biografía no es una psicoterapia en el sentido convencional del término, ya que no trabaja con nuestra parte psíquica, sino que apela directamente a la conciencia que reside en el núcleo del ser humano, el Yo.